jueves, 6 de diciembre de 2012

La luna hasta tu cama


(Foto: Mukti Echwantono)


Me gusta pensar que la poesía le fue impuesta con el nombre. La bautizaron Paloma. Que es como decir relámpago, otoño en las plazas, campanarios a la noche. O decir cielo, frágil voltereta de hojarascas y migajas, abismo que gotea desde las puntas de la cruz, donde el fuego de las manos rodea la cabeza de los clavos. Y ella, propicia, graciosa, voló y bailó entre nubes y renglones.
Quizás no me gusta tanto imaginar el desvelo brusco que, intuyo, le debió truncar una madrugada de 1981, cinco años antes del accidente mortal. Con la piel empapada y el regusto amargo que dejan -en la garganta y en el pecho- los malos sueños, la pienso flotando por el pasillo a oscuras, desde el revoltijo de las sábanas al papel. Quizás, todavía enceguecida por las luces que se le vinieron encima, el estallido, la oscuridad, el frío sin medida. Y escribió:


Escribirán mi nombre en un libro
de nombres apretados, y referencia,
breve harán del tiempo que pasé",
vivida.
               Tendré, a lo sumo,
quince páginas en una antología.
Algún niño recitará de carrerilla:
Nacida en Madrid en el 44, perteneció
a la generación perdida, no tuvo
guerra a la que le sujetaran,
ni amo, ni dueño, ni posición torcida.
Descubrió su vocación
muy niña, presentándose a todas
las oposiciones convocadas,
a la cátedra vacante del amor, retirándose
la víspera a un rincón, con su perro
-aún no nacido-, a acunar sus arrugas,
a repasar el índice de materias
-nunca demasiado sabidas-: los celos
el dolor, la comida.
                                         No quiso
saber más que de lo suyo. De fe
arraigada en ese punto
muerto de la angustia, no quiso
comulgar con ruedas de molino,
ni tener hijos con ruedas de molinos...
Hasta que un día... Tuvo el valor
de recogerse el pelo y andar
más deprisa y subirse a la boca
una mentira.
                           Y todo fue ya
póstumo... Desde ese día.


(Escribirán mi nombre en un libro..., de Paloma Palao)

     

7 comentarios:

luís rodrigues coelho Coelho dijo...

Bom dia Matias
Gostei desta biografia.
Difícil entendê-la
O presente e o passado
As coisas que nunca alcançamos
Estados revistos em sonhos
Visões cozinhadas na dor dos dias.

Marinel dijo...

Pues así debió ser,Matías,tal como si hubiese predicho su endeble paso por el mundo poético,donde ella describió hermosamente la poesía.
Yo,al menos,me reconozco ignorante de su presencia en él.
Y leyéndola,se la siente mágica y sensible.
Una lástima.
Gracias por dármela a conocer.
Besos.

silvia zappia dijo...

no la conocía, matías. gracias.


abrazo*

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Matías!

Me encanta tu reseña, para presentarnos esta gran Poeta -Paloma. que sin duda lo es, pero yo tampoco la conocía.

El poema es precioso.

Gracias por compartir algo tan bello y necesario.
Indagaré un poco más en su biografía.
Te dejo mi cálido abrazo y mi estima. Felices festas.

Matteo dijo...

non conosco bene lo spagnolo, ma volevo dirti che è un bel blog.

Matteo.

Luna dijo...

Vuela y baila, Paloma. Ahora es luz.
Estuve leyendo su poesía. Emocionante.

Vivir en tu voz,
doblarme
bajo tu párpado, sería necesario
para compensar
el beso
de nieve, la luciérnaga
de esta resurrección imposible.

Saludo grandote, Matías.

Matías dijo...

Luis: No es tan fácil como dicen la comprensión a ojo del español al portugués, y viceversa. Creo que lo hacés mejor que yo, a mí me cuesta bastante. De cualquier manera, gracias por tu presencia chamigo! un abrazo.

Marinel: Una lástima, tal cual, corta su vida pero ancha, profunda su poesía. Gracias por tus palabras. Beso!

silvia: de nada! gracias por tu presencia. besos.

Marina: Gracias por tu presencia, tus palabras y tus buenos deseos. Te envío los míos, claro está. Besos!

Mateo: No import,a chamigo, gracias igual por tu visita y tu comentario. un abrazo!

Luna: Poesía pura en tus palabras, como siempre. Gracias por tu visita. Besos!