martes, 20 de septiembre de 2011

Ojos bien cerrados



Debe tener origen glandular la humana manía de los límites, los bordes, las fronteras. De la mano vienen las rejas, los fosos, la indiferencia. Mirando por entre los ligustros fronterizos, diré poco: buena feria del Libro, empezó a restaurar la tierra quemada que dejó la edición anterior. Algo más allá, este sábado al mediodía estaré en el programa de Martha Palou, que sale por FM Creciendo (102.1 del dial acá en el Alto Valle). El viernes 30 del corriente, en tanto, estaré en el colegio 15 de Cipolletti, charlando con los alumnos de 3º sobre mis textos y literatura en general. Desde ya, agradezco infinitamente a los docentes y personal del colegio que harán posible este espacio.

Ahora...es tiempo de cerrar los ojos...girarnos y hundirnos en este bosque de juguete... su abrazo fresco... y ofrecer el cuello a la savia de su boca y morder sus raíces y beber de esa herida latiente todo el silencio, todo el delirio:


Un bosque entero ha regresado desde tu nuca
esta noche, lo he visto conciliador,
amigo, decididamente a favor
de lo posible, tú dormías
tras la severidad de las últimas jornadas.
No quise despertarte, me refresqué en tu pulso.
Las señales parecen indudables:
podemos auxiliar a tiempo, juntos,
al número dos de dios, al tres, a otros acaso.
Ahora es sazón de no olvidar los sueños.

2
Hueles
tan bien. Hay miel como hay sudor,
hay trigo y tierra. Yo lo veo y lo oigo resonante,
tan bien. Sabes tan bien gozar.
Preservas tanto instinto de la flor a la fruta.
Yo lo veo y lo oigo y te respiro y otra vez
te tomo abierta en nuestra mesa de viento.

3
He soñado
la salvación de tu sudor

defiendo
nuestra intimidad común
ante los estragos de este cielo sangriento

recibo
en la libertad de tu cuerpo marcado
la ligera prosodia del placer

he soñado
la salvación de tu sudor.

4
Luego en el filo de la sombra
bailas
iluminada por blanca lentitud, bellísima,
tajantemente viva, sabiendo en todos los poros
y en todas las arrugas del placer,
que es bien cierta la muerte, mas sólo empieza mañana.



(Alianza, de Jorge Riechmann)

7 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

Mis felicitaciones y deseos de muchos y más éxitos Matías *

Un beso o 2 #

Noelia Palma dijo...

ay Matías...
que bien!

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Me encanta Riechmannn! gran elección!

Rayuela dijo...

felicidades,Matías!
y hermoso poema nos dejaste.

besos*

Elizabeth dijo...

felicidades y exito...

me gustan las manias.

un beso

fus dijo...

Que bien escribes Matias, acabo de conocer tu blog y me quedrè cerca para seguir leyendo tus nuevas entregas.
Te invito que pases por mi blog.

un fuerte saludo

fus

Matías dijo...

Eleanor: Gracias! ojalá así sea. besote!

Noelia: gracias!!! besote

No.me.pises: Es un gran poeta, sin lugar a dudas. Fluye como arroyo de montaña. Un abrazo

Rayuela: Gracias! Y sí que es hermoso. Un talento endiablado el de su creador. Besote!

Elizabeth: Gracias! Supongo que compartimos una, la manía reina de este Jardín: los libros. Besote!

fus: gracias chamigo! Bienvenido a mi Jardín. Ya mismo estoy yendo a tu página. Un abrazo grande. Gracias por pasar.