domingo, 9 de agosto de 2009

Nueve


En mi cielo al crepúsculo eres como una nube
y tu color y forma son como yo los quiero.
Eras mía, eres mía, mujer de labios dulces
y viven en tu vida mis infinitos sueños.

La lámpara de mi alma te sonrosa los pies,
el agrio vino mío es más dulce en tus labios,
oh segadora de mi canción de atardecer,
cómo te sienten mía mis sueños solitarios!

Eres mía, eres mía, voy gritando en la brisa
de la tarde, y el viento arrastra mi voz viuda.
Cazadora del fondo de mis ojos, tu robo
estanca como el agua tu mirada nocturna.

En la red de mi música estás presa, amor mío,
y mis redes de música son anchas como el cielo.
Mi alma nace a la orilla de tus ojos de luto.
En tus ojos de luto comienza el país del sueño.

("En mi cielo al crepúsculo eres como una nube..." , de Rabindranath Tagore)

6 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Una apasionada declaración, imposible de obviar.
Un saludo

Matías dijo...

así es, amigo. Cada día 9 significa otro mes de camino feliz y compartido con mi amada :)

saludos!

mel dijo...

:D sin palabras...
preciosisimo, te re amo!

Matías dijo...

merecés cada una de esas palabras :)
y lo sabés :D

Maga dijo...

Muy lindo! Saludos...

Matías dijo...

ciertamente se manejaba don Rabindranath
jeje

saludos