lunes, 16 de julio de 2012

Díptico







Podría ser el lamento de la hierba requemada bajo los pies.
El latido de un cuerpo que se escurre.
Las volteretas tristes de esa ceniza -nostalgia de pétalos, de ayer en colores- en el viento.





"No hay luz sino estupor de luz
en este jardín abrasado
de frío y lenta escarcha donde
alguien cuya sombra te evoca
remueve sin prisa la tierra
y deja en los surcos un hilo
de luz fría donde mis ojos
desde esta página te anuncian
y dicen verte, aunque no estés.


*


Hago inventario de tu ausencia:
ojos no usados, aire intacto,
las horas como lumbre escasa
que el aire no aventa ni excita.
En todo espío transparencias,
temblor que es tu cuerpo inasible.
Hago inventario de tu ausencia
para que sepas de tu vida
a mi lado, cuando no estás."



(Díptico, de Jordi Doce)

5 comentarios:

Luna dijo...

Colores gastados por algún viento, un lamento de lo que no fue. Tal vez sea la nostalgia un inventario inútil de nadas.

Saludos, Matías.

(Regresando...)

Moon dijo...

Hola Matías.

Inventario de ausencia...es mágico escribir un sentimiento y que este hable...como tus versos.

Abrazo.

Pd, estoy algo ausente del blog, (vacaciones y otras historias, volveré pronto)Gracias.

Zavala dijo...

Qué versos más bellos Matías!!
Hago inventario de tu ausencia para que sepas de tu vida a mi lado, cuando no estás.

Blog da Titia dijo...

Matías você tem o dom de deixar-nos sem palavras diante da grandiosidade do teu talento.Embora ainda tenha sobrado quatro delas para te dizer " FELIz DIA DO AMIGO"!!!!
Um xero e obrigada por me deixar fazer parte dos eu grupo de amigos na blogosfera.

Matías dijo...

Luna: Siempre certeras tus palabras. Bien por el regreso! siempre bienvenida en este Jardín. Besos!

Moon: Son muy buenos esos versos de Doce, no? Claro que sí. Yo igual, muy ajetreado laboralmente, pero planeando una revolución personal. Veremos. Gracias a vos por comentar. besos!

Zavala: Sí, realmente, todo un Poeta el autor. Un abrazo amigo.

Titia: Gracias, obrigado! No sé más que eso en tu idioma. Gracias por comentar. Un abrazo desde Argentina