martes, 17 de mayo de 2011

Íntima



Vaivén. El tiempo y el espacio adoptando las tontas, imprescriptibles maneras de la marea y los follajes. Pero aun en el fragor rabioso de los remolinos resbalan, ondulan esos, aquellos, sus acordes:



Íntima: ya conoces mi corazón, conoces
la solvencia que tiene mi andrajosa tristeza.
ya sabes la semilla que habita en mi cabeza
plagada de cizañas, de sequías y de hoces;

cálida: ya has bebido mis alcoholes feroces,
ya has fijado a tu dulce sumisa fortaleza
el yugo de mi vida perdida, en donde empieza
un abismo nocturno de pasos y de voces;

mágica: ya has resuelto mi instinto de venganza
en esta tarea lenta de amar, más que esperanza,
desde la que recibo mi reposo profundo;

trágica: ya has caído, besándolo, al contagio,
ya has heredado el hosco clamor de mi naufragio,
ya te arrastra la enorme velocidad del mundo.




(Félix Grande)

4 comentarios:

Noelia Palma dijo...

Matías, vengo a saludarte, la poesía supera cualquier cosa que yo pueda decir.

Un abrazo, querido!

LA NOVIA dijo...

Fabuloso Mati!!!!

Te superas todos los días...

Besos

Matías dijo...

Noe: Gracias por tu saludo! concuerdo, la poesía supera todo. Gran poeta, ese Félix Grande.

un abrazo, querida!!

La Novia: Gracias!!!!! Hacemos lo que podemos jeje

besos!

Veranie * dijo...

Sencillamente hermoso!

Buen día Matías...pasaba por aquí a saludarte. Abrazos.