sábado, 2 de abril de 2011

2 de abril



Les tocó en suerte una época extraña. El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos.

Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras. López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward en la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer El Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en un aula de la calle Viamonte. Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.




(Juan López y John Ward, de Jorge Luis Borges)

7 comentarios:

Noe Palma dijo...

uuufffff!!

sin comentarios...

abrazos, bonito!

Oriana Lady Strange dijo...

Precioso!! No hay palabras….me asombro y alegro encontrar tantos blog que recuerden ese horror.
Por cierto tu casa es bellísima, te visitare seguido.
Cariños……

LA NOVIA dijo...

Año 1982. acababa de cumplir 19 años y el joven que amaba mas que a mi vida estaba haciendo la conscripción, lejos, en Puerto Deseado... Sin web... con teléfonos que se cortaban y una prensa cómplice y colaboradora que escribía mucho y no decía nada...
Muchos de mis amigos eran Juan Lopez y John Ward... Varios siguen allá...

Buen post...

Beso

LA NOVIA dijo...

Voy a poner en mi blog un enlace con tu post... Espero que no te moleste...

Horacio dijo...

Buena entrada. Gran texto el de Borges.

Abrazo

Rayuela dijo...

gran elección la tuya de este relato, para una fecha incomprensible(como Borges lo dice)


besos*

Matías dijo...

Oriana: Gracias Oriana! ya te estoy siguiendo
beso!

La Novia: qué fuerte tu experiencia. La distancia simpre duele, y aquella supongo que más aún.
Para nada me molesta, adelante! Las islas y Borges, entre otras cosas, son patrimonio de todos.
Besos!


Horacio: gracias chamigo. Un abrazo grande.


Rayuela: y supongo que haya sido él, argentino pero también británico en la querencia, le da un valor agregado a sus palabras.
gracias por comentar
besos